Rapido sobre Hakodate (ultimo)

Con esto termino la miniseccion de textos rápidos, con los que he matado las vacaciones de verano

——-

A pocas personas les suena el nombre de Hakodate. Y es, sin embargo, una de las ciudades con la historia más interesante de Japón.

Hakotade, en la isla de Hokkaido, se comunica por ferry con Aomori, en Honshu (la isla principal), considerándose estas dos ciudades como “ciudades gemelas”. Este es el motivo principal que lleva a los viajeros a visitar ambas ciudades, para continuar después su viaje hacia el norte o hacia el sur.

Pero ¿sabíais que Hakodate fue una ciudad líder de un movimiento independentista?. Japón fue gobernado por un sistema feudal desde el siglo XII hasta finales del siglo XIX, en lo que se llamó Shogunato. En este sistema, el emperador dependía de los señores feudales. Cuenta la historiografía oficial, probablemente en una versión bastante edulcorada, que fueron los propios nobles los que se dieron cuenta del atraso que esto suponía y decidieron dar un paso que ponía más poder en manos del emperador y suponía además una mayor apertura económica. Es lo que se llamó la restauración Meji. Pero hubo shoguns, señores feudales, que no estuvieron de acuerdo con el cambio. Así, el almirante Takeaki decidió huir con su ejército a la isla de Hokkaido y constituir la llamada República de Ezo, que según parece no era un sistema feudal sino una república presidencialista con sufragio universal.

En 1869 esta experiencia republicana, influida por las ideas de la revolución francesa (no obstante, contaban con un asesor militar francés, Jules Brunet), finalizó con la invasión del ejército imperial.

De todo esto queda en pie la antigua fortaleza de Goryokaku. Esta fortaleza tenía forma de estrella de cinco puntas y ahora ha quedado convertida en uno de los parques más agradables de toda la isla de Hokkaido.

Algunos años antes, la ciudad de Hakodate había cobrado gran importancia al transformarse en uno de los más importantes puertos de todo Japón, comerciando con Estados Unidos y Rusia. Del comercio con estos últimos quedan en pie numerosos consulados (muchos de ellos no se usan y se conserva simplemente el edificio) y la primera iglesia ortodoxa construida en Japón. Todo esto se conserva en el llamado “distrito preservado”. Las ciudades Japonesas no tienen un centro “puro” como podemos entender en Europa, con una plaza mayor o similar y una arquitectura característica. Tienen comercios repartidos aquí y allá mezclados con barrios residenciales. Hakodate no es una excepción. Pero el “distrito preservado”, sin tener una gran vida callejera, es una interesante muestra de como era una ciudad japonesa a finales del siglo XIX. La modernidad y la II Guerra Mundial terminaron con la arquitectura tradicional de muchas ciudades, conservándose sólo algunos templos aislados para mayor gloria del negocio del turismo. En Hakodate sin embargo en este distrito se pueden observar las antiguas casas con las grandes alamedas en un barrio que respira tradición y tranquilidad.

Dicen también que en la ciudad de Hakodate es fundamental probar la sopa de curry al estilo japonés. Una sopa picante con carne de cerdo que hace las delicias de grandes y pequeños. Y dicen también que el sushi de Hokkaido es el mejor de todo Japón, por eso Hakodate puede ser la última oportunidad, si se viaja de norte a sur, para comprobarlo.

Anuncios

~ por Antonio en agosto 22, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: