Burocracia ruski

Una de las cosas que más me saca de mis casillas es la burocracia. Es algo que me toca la moral desde que tengo uso de razón. Hacerse el DNI, el Pasaporte, la matrícula de la facultad son cosas terribles. En el último año y medio por motivos de trabajo he lidiado con mucha burocracia, temas de INEM, de Seguridad Social y nunca me he acostumbrado. Eso de hacer veinte mil formularios para todo, llevarlo de aquí a allá, esperar tu turno, pasar el rato con el funcionario… es algo que me aterroriza. A base de práctica lo más que he conseguido es calmar la ansiedad que siempre me han generado los papeleos, pero aun así no me hace maldita la gracia.

Con el tema del viaje sabemos que tendremos que enfrentarnos con mucha burocracia y además de corte internacional. Visados y toda la pesca. Supongo o quiero suponer que esto hará que para nuestra vuelta seamos las personas a las que más les resbale todo esto.

Esta última semana hemos tenido nuestro encuentro con la célebre y temida burocracia rusa. Así ha tenido que ser. Para hacer Madrid – Tokio – Madrid sin repetir camino, atravesar Rusia parece necesario. Nuestra idea era ir sacando visados sobre la marcha, pero parece que en el caso ruso no puede ser. Según comentan, dadas las últimas normas relativas al asunto, para sacar el visado ruso lo tienes que hacer en el consulado más cercano al lugar donde has residido en los últimos meses. Eso frustró nuestros planes de obtenerlo en algún país fronterizo, tocaba hacerlo todo en Madrid.

Sacar el visado ruso asusta. Te piden una cantidad de documentos que para mi mente antiburocrática suponen bastantes situaciones de bloqueo. Pasaporte, fotografía, pago de tasas (hasta aquí normal), tener un seguro médico, una invitación hostelera y una recomendación hostelera. ¿Una recomendación? ¿Y a mi quien me va a recomendar en Rusia? Cuando lees los requisitos te entran los sudores, porque se pone muy cuesta arriba. Parece que todo tiene que ir controlado al detalle para entrar, indicar donde vas a estar en cada momento, tu ruta y demás. Luego estas cosas tienen su truco, hay agencias que te gestionan la invitación y el voucher de unos hoteles. El seguro lo pones de tu parte, esto está interesante porque lo que vienen a decir es que más te vale estar asegurado porque como te suceda algo ellos pasan de ti, así que vente con seguro y todos contentos. Esto no nos ha supuesto un gran problema porque como es sabido ya nos hicimos el seguro.

Una de las características de la burocracia es complicar lo que podría ser fácil. Para hacer todo el papeleo tienes que llamar a un teléfono de pago, especificar lo que quieres y pedir cita. Te dan hora para un día por la mañana y un número de turno. Lo del número debe ser por darle gracia al asunto porque luego la verdad es que no te lo piden.

Lo que me ha gustado de los rusos es su sentido de la puntualidad. Llegas a la sección consular, en la calle Joaquín Costa, y te encuentras el edificio cerrado a cal y canto. Hay un telefonillo al que ya te puedes hartar a llamar que no te van a hacer caso. Una puerta central y otra lateral. En la central hay una flecha hacia la lateral, pero nada donde te señalen que debes esperar ahí. Citan a lo largo de la mañana en turnos cada media hora y eso, señores, lo llevan a rajatabla. Si tienes el turno a las 11, lo mejor es que llegues a las 11, porque el sistema es el siguiente. Cada media hora, dando un margen de diez minutos para los rezagados, abren la puerta (por ejemplo, si el turno es a las 11, abren a las 11:10, para el turno de las 11:30 abren a las 11:40…) durante dos o tres minutos. Un señor funcionario te tacha de la lista y vas pasando. Como llegues cuando cierren la puerta, adiós muy buenas, ya irás al turno siguiente. De todas las historias de burocracia rusa es la única con la que simpatizo, aunque como llegues antes de hora y haga frío la has liado buena. Simpatizo con esta causa porque me declaro enemigo de la impuntualidad, soy defensor de los quince minutos de cortesía y luego a freír monas. La costumbre castellana y diría que de todos los pueblos latinos en general es llegar tarde a todas partes, empezar todo más tarde de lo previsto, un desastre, una hecatombe. Yo estoy cansado de ir a charlas y conferencias y que siempre empiecen cuarenta minutos tarde. Y en el cine me cabreo cuando, una vez ha empezado la película, comienza el goteo incesante de rezagados durante la primera media hora o incluso más allá. ¿Por qué los encargados de la sala no dejan un margen de cinco minutos y luego cierran las puertas a cal y canto? Una de las mayores afrentas que se me puede hacer es ser impuntual. No te digo que una vez no te pase, a todos nos pasa, pero tengo conocidos y amigos que sistemáticamente llegan tarde a todos los acontecimientos … ¿no saben que cada vez que lo hacen, muere un gatito? ¿No les conmueve este daño a la fauna ibérica?

Pese a mi simpatía por sus ganas de imponer puntualidad, todo este tema yo lo hice algo nervioso. Cuantos más papeles te piden, más nervioso te pones, al menos es así en mi caso. Pienso que todos los papeles significan muchos requisitos y a más requisitos, más posibilidades de incumplir alguno.

La burocracia rusa es la peor herencia que dejó la Unión Soviética. Tenemos que estudiarnos bien esto, porque la burocracia atenta contra la felicidad humana. Además es aristotélica, metafísica, por ello antidialéctica, así que antimarxista. Manía de encajonarlo todo y clasificarlo todo. Desviaciones jruchovistas.

El lunes hicimos los trámites, el viernes ya tuve mi visado en mano. Al final no era para tanto y los funcionarios eran bastante amables. Así que esto implica una novedad medianamente importante para nuestro viaje: el día 19 de Abril tenemos que entrar en Rusia y a partir de ahí tenemos un mes para recorrerla de punta a punta. ¿Fascinante, no?

Anuncios

~ por Antonio en febrero 4, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: